Acceda nuestra plataforma de formación
Consultores "de cine"

Las claves del nuevo SEO. Evita alimentar al pingüino.

El 24 de abril Google informaba oficialmente del lanzamiento de su nuevo algoritmo de indexación llamado “Penguin”. Unas semanas atrás, se publicitada como el algoritmo que penalizaría el spam y las técnicas de “over optimization”. Lo que en mi pueblo se llama comúnmente “pasarse tres pueblos”, vamos.

El 25 fue un día de incertidumbre, pero el 26 fue la hecatombe. La mayoría de los sitios “buenos” habían perdido entre un 15 y un 30% de tráfico desde buscadores por factores clave.

Existen un montón de conjeturas; (algunas disparatadas) sobre cuáles son las razones principales de esta pérdida de tráfico. Sin embargo, entre mis pruebas y los artículos que estoy leyendo durante todos estos días, os puedo dar algunas claves para evitar alimentar al pingüino y que este se termine tragando nuestra web.
La primera, es no apartarse ni un pelo de la Guía Oficial de Google. Si te ciñes al pie de la letra a lo que dice, podrás estar tranquilo.
Sin embargo, sabemos que siempre estamos buscando estirar la soga al máximo para lograr algunos puntos extra de posicionamiento. Por eso, te enumero aquellas cosas de las que te puedes ir olvidando para siempre.

Enlaces entrantes comprados

Quizá la causante del 90% de las pérdidas, se deba a este punto concretamente. Por las cosas que estoy viendo, las agencias de compra y venta de enlaces, tienen los días contados. Los “anchor text” aleatorios y fuera de la lógica vinculante del sitio, te hará caer en picado en las posiciones.

Enlaces entrantes triangulados

Es el hermano menor del de arriba. No es ni más ni menos que juntarse entre varios para intercambiar enlaces entre nuestros blogs generando un triángulo (o círculo) de referencias mutuas. La lógica le dice a Google que eso no es posible por lo que todos juntos se van al fondo.
De hecho,
¿Y cómo ver cómo y de qué manera está enlazado mi sitio?
Con esta herramienta, pones tu URL y en la pestaña de Anchor Text, verificas que tu web esté enlazada por términos coherentes relacionados con tu marca o tu empresa.
Número de dominios por empresa (suposición)
En realidad está mencionado en la guía, pero nunca había oído de nadie penalizado por este tema. De hecho, aun no he visto a nadie; pero en documentos de blogs de referencia se menciona que si tu empresa tiene comprados, y re dirigidos, más de 5 dominios con nombres relacionados con la actividad de tu empresa, prepárate para el mordisco del pingüino.

Super white hat

White hat, es el término que se usa como antónimo de black hat, que es la manera en la que se denominan las técnicas contrarias a las recomendadas por Google).
Pues ahora, pasarte de “bueno” también será penalizado. Por ejemplo: abusar de las negritas y los subrayados dentro de un texto, repetir abusivamente la palabra clave prioritaria, forzar los slugs para repetir las palabras clave dentro de las URL´s, etc.

Redireccionamientos forzosos vía JavaScript

Esto ya estaba penalizado desde antes, pero las Doorway Page, están siendo particularmente castigadas. Incluso aquellas que se mantengan dentro del mismo dominio.

Blogs fantasma

Hoy en día, no es muy difícil sacar dos, tres (o los que haga falta) blogs en plataformas gratuitas, con el sólo objeto de escribir dos post (o ninguno), y adjuntar el enlace a mi dominio principal en el sidebar. Bueno, pues vete despidiendo de la indexación lograda por esos sitios.

Spam en los comentarios

Si tienes un blog y recibes mucho spam, prepara el pañuelo. Porque aparte del trabajo que te significará borrarlos, serás pescadito fresco para el pingüino. Procura tener bien instalado el plugin Akismet o algún sistema de comentarios vía JavaScript que “marque” los enlaces para que no dirijan posicionamiento hacia el dominio del spammer.

Sitios marcados como malware

Muchos widgets, plugins y el resto, son blancos perfectos para introducir malware dentro de los sitios. Controla que no es tu caso, porque Google penalizará muy fuerte estos sitios. Para evitar esto, la manera más fácil es dar de alta tu sitio en Webmaster Tools de Google y verificar de manera frecuente el apartado de Software malicioso.
Como dije anteriormente, esto es lo que yo se de primera mano o de fuentes fiables. Tendremos que ver todos como evoluciona y se alimenta este pingüino a lo largo de los meses. Hasta ahora, no he visto grandes estropicios en sitios que hacen las cosas como corresponde. Pero si te has visto injustamente perjudicado, Google ha puesto este formulario a disposición para que puedas hacer tu descargo.
Si conoces algún otro punto de conflicto al que debamos prestar atención o algún caso concreto de penalización, me encantaría conocer tu opinión.

17-05-2012 (08:20:01) por Emiliano Perez Ansaldi - PuroMarketing.com

Escribir un comentario

Debe ingresar para publicar un comentario.

Noticias de Formación

Artículos